NocheBueno

Este post es un colaboración muy especial de Maika García Clavero una apasionada nata de la repostería y con un talento natural para ello. Es por eso que le he pedido que colabore en este blog trayendo una receta que me pareció totalmente espectacular y que además desconocía por completo. Espero que no sea la única colaboración de Maika y que nos traíga algún otro bocado dulce. No os perdaís hacerla….. yo ya mismo me pongo manos a la obra….. Nochebuenos…. Feliz Navidad a todos!

 nochebueno03

Post by @maikaGC

Hola a todos,
Tania me ha concedido el enorme privilegio de colaborar en este blog y, por supuesto, no puedo desaprovechar esta maravillosa oportunidad para compartir una de mis pasiones: la repostería. Además, ¡qué mejor momento para hablar de dulces que la Navidad!
Si algo me gusta de estas fechas es la posibilidad que brinda para ser creativos en la cocina, para atrevernos con recetas que no hemos hecho nunca, para incorporar algún aperitivo nuevo con el que triunfaremos, para volver a saborear aquellos platos que forman parte de la tradición familiar y que nos encantan, pero que solo los hacemos por Navidad, tal vez porque emocionalmente los identificamos con este momento concreto del año y hacerlos en cualquier otro momento nos resulta “raro”……es como ver pelis navideñas en agosto!!!
Pues bien, empiezo esta pequeña aportación con un dulce navideño que incorporé a mis tradiciones culinarias hace ya unos años. Se trata de los Nochebuenos, una especie de briox típico del sur de España con pasas, nueces, sésamo y matalahúva que, como dijo Tania el día que se lo di a probar por primera vez, nada tiene que envidiar al pannetone italiano, y lo cierto es que tiene toda la razón. Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

– 500g de harina (o incluso un poco más)
– 25g de levadura de panadero
– 150ml de aceite de oliva
– 200ml de agua tibia
– 20g de azúcar y un poco más para decorar
– Una pizca de sal
– Nueces troceadas, pasas y matalahúva a gusto
– Un huevo para pintar
– Sésamo para decorar

Preparación:

Mezclar los ingredientes secos, hacer un hueco en medio para añadir el agua y el aceite. Amasamos hasta que obtengamos una masa aceitosa pero sin que se nos quede pegada a las manos. Añadimos las nueces, las pasas y la matalahúva y hacemos una bola con la masa. La tapamos y la dejamos reposar en un lugar cálido durante una hora o hasta que doble su volumen. Yo caliento el horno a 50º, cuando alcanza esa temperatura lo apago e introduzco la masa, así sube más deprisa.
Sacamos la masa, la dividimos en dos y le damos forma de panes un poco anchos. Las ponemos en una placa de horno con papel de hornear y le damos unos cortes  en diagonal con la punta de un cuchillo.
Pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y sésamo y horneamos a 190º durante 25 minutos aproximadamente, cuando comprobaremos que están dorados.
Dejamos enfriar los nochebuenos en una rejilla antes de servir.

¡¡Feliz Navidad…y feliz Nochebuenos!!

nochebueno01

Anuncios

Ensalada Otoñal con Vinagreta de Membrillo

Las ensaladas no sólo son para el verano, y además de poder tomarnos unas riquísimas sopas bien calentitas también apetece  preparamos una buena ensaladita y que mejor que combinarla con productos de temporada: aquí la estrella es el MEMBRILLO y con el vamos a preparar una vinagreta que le dará ese gusto otoñal a nuestra ensalada.

Ingredientes :

– 1 bolsa de mezclum de brotes tienos.
– Tomates Cherry
– Queso tierno
– Nueces
– Vinagre de Manzana
– Dulce de Membrillo
– Aceite de Oliva Virgen
– Sal

1. Para preparar la vinagreta de membrillo: poner un vasito de vinagre de manzana en un cazito con un par de cucharaditas de dulce de membrillo. Desmenuzar y calentar hasta que se deshaga. Una vez deshecho colar para que nos quede muy fino.

2. Añadir en el vinagre con membrillo, aceite y sal. Mezclar bien.

3. Poner el mezclum en un bol para ensaladas, los tomates cherrys, los dados de queso tierno y las nueces.

4. Aderezar con la vinagreta de membrillo.

Endivias con Gorgonzola y Manzana Ácida

Vamos con otra ensaladilla fresquita, pero es que cuando empieza el calor no hay nada que apetezca más, y esta con endivias y el contraste de queso azul Gorgonzola y manzana ácida es riquísima.

Ingredientes ( Para 4 personas):
– 2 endivias de buen tamaño
– 100 gr de gorgonzola
– 100 gr de nata para cocinar
– 1 manzana ácida
– 50 gr de nueces peladas

  1. Calentar en una sartén la nata para cocinar y poner a daditos el queso gorgonzola y deshacer y remover hasta que se obtenga una salsa fina. Dejar enfriar.

2. Cortar en daditos pequeños la manzana ácida  Granny Smith.
3. Una vez enfriada la salsa anterior mezclar con la manazana en daditos.

4. Separar las hojas de las endivias, lavar bien y secar con papel de cocina (no dejar humedad, nos estropearía el plato).
5. Utilizando las hojas de las endivias como recipiente rellenar con la mezcla de gorgonzola y manzana.
6. Disponer en una bandeja y poner encima media nuez pelada. Rocía con un hilo de aceite de oliva virgen por encima y servir.

Observaciones:
– Podemos utilizar cualquier queso azul que nos guste, desde Cabrales a Roquefort, Gorgonzola…. en este caso nos hemos decantado por el Gorgonzola por su cremosidad y por ser un queso menos potente que no eliminará el sabor de los demás ingredientes. Hay que tener en cuenta esta cuestión a labora de escoger un queso azul para cocinar, al igual que el orden de degustación del mismo.
– En este caso para la manzana nos hemos declinado por la manzana Granny Smith. Es una manzana de carne dura y muy crujiente. Tiene mucho equilibrio entre su acidez y su dulzura cosa que hace matizar mucho los sabores del queso azul. En este caso no hemos pelado la piel de la manzana (puedes hacerlo si lo deseas) su intenso color verde a parte de otorgarle un toque de color a este tan mono cromo plato es un punto más de fibra que aportamos a nuestro organismo.

Follow Me on Pinterest

Confitura de Peras y Nueces

Volvemos al mundo mermeladas-confituras después del éxito de la mermelada de fresas.
Hoy os propongo una un poco diferente y con unas sugerencias que creo que os va a encantar.
En este caso esta confitura de peras y nueces nos parece ideal como contraste para quesos azules en caso de montaditos salados o con mato o quesos más neutros y cremosos para un postre por ejemplo.

Ingredientes : ( 2 botes medianos de confitura )
– 1 Kilo de pera conference
– 400 gr de azúcar.
– Zumo de medio limón.
– 50-70 gr de nueces peladas.

1. Prepara un bol con agua con zumo de limón y pelar las peras y sumergirlas en el agua (con ello conseguiremos que no se ennegrezca las peras).
2. Cortar en daditos muy pequeños las peras.

3. En una cazuela introducir la pera con el azúcar el zumo de medio limón e ir removiendo a fuego medio.
4. Dejar que se cocine a fuego medio-lento durante unos 40 minutos (dependerá de la madurez de la pera).

 

5. Partir toscamente las nueces (peladas) y añadir a la confitura.
6. Instroducir en los botes y reservar.

Sugerencias:

Si nos gusta la mermelada o confitura muy fina y sin trozos podemos pasar por la ‘túrmix’ y nos quedará un fino puré (antes de poner las nueces). En este caso para utilizarlo con quesos y no tostadas nos ha parecido más rico dejarlo con trozos más visibles.

Si quieres conservar la mermelada durante unos meses, puedes esterilizar los botes en agua hirviendo e introducir la confitura. Una vez cerrado el bote poner durante 1 hora boca abajo. De este modo tendremos durante unos meses disponibles la mermelada.
– Prueba esta confitura acompañando a quesos como el  roquefort, cabrales, gorgonzola o quesos azules muy potentes.

Otra opción más dulce y muy indicada para un postre es acompañar esta confitura con un Mató o Queso de Burgos. ( Riquísmo !! )

Brownie Clasico con Nueces

Este pastelito tan típico de la gastronomía americana es hoy, ya, un habitual en nuestras casas, tiendas y demás, como otros tanto productos que nos llegan desde USA. Se denosta mucho y aveces demasido todo lo que viene desde ‘United States’ pero hay que saber seleccionar todas las cosa buenas de este país, y las hay, y muchas.
Brownie‘, que quiere decir literalmente algo como ‘marroncito’, es un pastel de chocolate del que se dice surgió, como muchas veces en la cocina, por accidente: parece ser que el cocinero/a se olvidó de la levadura al hacer un pastel de chocolate y así surgió, alrededor del año 1896, esta delicía (año de la primera mención de un brownie).
Hay numerosos tipos de Brownie hoy día, pero el clásico es de chocolate (haciendo honor a su nombre) y acompañado de nueces.
Hoy os ofrezco esta receta sencilla que es ideal para iniciarse en el apasionante mundo de la repostería sin fallar. Con estas proporciones os saldrá un Brownie riquísimo, denso y con un sabor a chocolate que es una auténtica tentación.

A disfrutar!!

Ingredientes :
– 150 gr. harina de repostería.
– 100 gr. nueces peladas.
– 1 cucharadita de bicarbonato
– 150 gr. de chocolate negro fondant para postres
– 180 gr. de mantequilla
– 300 gr. de azúcar.
– 3 huevos.
– 1 pizca de sal

 

 

 

 

1. Preparar un molde rectangular y forrar con papel de horno.

 

2. Mezclar la harina tamizada con el bicarbonato y la sal en un bol grande.
3. Fundir en el microondas el chocolate con la mantequilla. (Deshacer a baja temperatura en cortos plazos y sacando y dando vueltas a la mezcla para evitar que quememos el chocolate).
 

4. Incorporar gradualmente el azúcar y la harina y mezclar bien.
5. Incorporar 1 a 1 los huevos sin tampoco mezclar demasiado (no hemos de meter aire a la mezcla como sí pasa con los bizcochos tradicionales y con levadura).

6. Añadir finalmente las nueces a la mezcla.
7. Verter en el molde y expandirla .

8. Introducir en el horno precalentado a 180 grados durante 30 minutos.
9. Dejar enfriar en el molde unos minutos y desmoldar y dejar enfriar en una rejilla. No cortar hasta pasada 1 hora.

Sugerencias:
El brownie se puede servir caliente o frío, con helado, nata montada o realizar un Frosting con crema de queso, azúcar glass y nata  y poner encima (está delicioso).

Follow Me on Pinterest

Pan de Sant Jordi

El próximo lunes Sant Jordi, una de mis celebraciones favoritas. En Catalunya celebremos esta ‘diada’ de forma muy especial y gran parte de su encanto radica en que no es un día festivo aunque esto no impide que miles y miles de personas salgan a la calle a pasear, compren una rosa, algún libro y sobre todo disfruten del ambiente.
La tradicición, a partir de la leyenda de Sant Jordi es costumbre regalar a la persona amada una rosa, aunque también se regalan rosas entre amigos, los padres a las hijas o los hijos a las madres, etc… A principios del siglo pasado se amplió la tradición siendo también el día del libro, coincidiendo con los aniversarios de las muertes de Cervantes y Shakespeare, el de regalar a nuestra pareja, padres, hermanos un libro.

Así que el ambiente que se vive, en mi caso en Barcelona, en este día es indescriptible. Ir al centro, aunque atiborrado de gente a pasear, que te compren una rosa y comprar algún libro, es perfecto.
La fiesta la completan los autores de los libros: en muchos rincones de la ciudad es reúnen los autores para firmar los libros a los lectores, creándose algunas colas considerables dependiendo de los autores más solicitados.

Para completar esta tradición y como no, hacer un poco de marketing, los gremios de Panaderos de Barcelona a partir de 1988 idearon un pan especial para este día, que hoy por hoy se ha ido consoliando y que podemos encontrar en muchos establecimientos panaderos de la ciudad con más fortuna unos que otros. El Pan de Sant Jordi es una pan con tres masas diferentes : nueces, sobrasada y queso con lo que hace que sea un pan sabroso y muy aromático, pero sobre todo es muy estético ya que con estos colores y sabores forman el escudo de Catalunya.
Este pan lo podemos consumir sólo o con la comida. Sólo, nos parece lo más adecuado ya que podemos disfrutar diferenciando sus sabores.

Ingredientes :

Pan de Nueces:
– 150g harina de fuerza
– 4 gr de levadura fresca de panadero
– 100 ml de agua.
– 50 gr de nueces tostadas.
– 1/2 cucharadita de sal

Pan de Queso:
– 125gr. de harina de fuerza
– 4 gr de levadura fresca de panadero
– 90 ml de agua
– 60 gr de queso rallado emmental.
– 1/2 cucharadita de sal

Pan de Sobrasada:
– 100 gr. de harina de fuerza
– 4 gr de levadura fresca de panadero
– 60 ml de agua
– 50 gr de sobrasada
– 1/4 cucharadita de sal

Pasos para realizar las masas:
1. En un vaso con el agua correspondiente templada, añadir la levadura y diluirla completamente.

 

2. En un bol poner la harina de fuerza, la sal y añadir el agua con la levadura. Mezclar con la manos y añadir el Ingrediente correspondiente en cada caso ( Nueces / Queso / Sobrasada ) y mezclar bien.

3. Volcar en el mármol enharinado y amasar 5 minutos hasta haber incorporado bien todos los ingredientes.

4. Dejar reposar 10 minutos.

Montaje :
1. En la bandeja del horno poner en el fondo papel de horno.
2. Estirar la masa de pan de nueces y formar un rectángulo y disponer en la bandeja del horno.

3. Dividir la masa de queso en 5 partes y las sobrasada en 4. Hacer tiras alargadas con cada una de las partes.

4. Colocar cada una de las tiras en la base del pan de nueces altrenando queso y sobrasada (empezando y acabando con queso)
5. Humedeciendo con los dedos juntar las tiras entre sí y rematar con los bordes del pan de nueces.

6. Dejar fermentar en un sitio templado 2 horas (si queremos acelerar este paso, precalentar el horno a 50 grados y dejar 45 minutos) EL resultado será que habrá doblado su tamaño.
7. Precalentar el horno a 200 grados y cocer durante 30 minutos. (Los panes habitualmente necesitan tener un poco de humedad en el horno, por lo que si metemos dentro de nuestro horno un cuenco con un poco de agua conseguiremos esa humedad necesaria).
8. Dejar enfriar en una rejilla y listo para comer.