Panellets

panellets_portada06

Ya tenemos aquí la castañeda, hay ganas ya de Otoño y me he dado cuenta que no tengo en mi blog una de las primeras recetas de repostería que hice en mi vida: Los Panellets. Todavía recuerdo como en el cole nos pedían llevar los ingredientes (patata cocida, azúcar, almendra y piñones) salíamos tan contentos con aquellas bolitas que luego acabábamos horneando en casa y que los padres comían con media sonrisa, pensando para sus adentros en que condiciones higiénicas habían sido elaboradas. Ahora los niños ya no hacen Panellets en las escuelas y prefieren pintarse la cara de zombies y ver ‘Pesadilla antes de Navidad’ mientras encienden calabazas sonrientes…. cosas de la “globalización”.
A algunos que nos gustan aunar ambas cosas (por qué no? tenéis recetas de Halloween también) nos sigue gustando mucho el olor de las castañas y boniatos y comer unos Panellets con una copita de moscatel. En este caso os traigo la receta de Panellets de verdad, de esos que nos llevan patata; sí, sí,  existen!!!! son los clásicos!!! lo digo por qué lo que venden por lo general, del almendra poca. Éstos son de almendra y sólo almendra. Buenos no! Lo siguiente!
BONA CASTANYADA A TOTHOM!!!

Ingredientes:
– 1/2 kilo de almendra molida
– 350 gramos de azúcar blanca
– 150 ml de agua mineral
– 1 clara de huevo (L)
– 200 gr piñones
– 100 gramos de coco rallado
– 2 cucharadas de cacao en polvo (sin azúcar)
– Chocolate negro
– 1 huevo entero (para pintar)

1. Para hacer el mazapán de la masa principal empezaremos calentando en agua y el azúcar en un cazo grande. Deja que empiece a hervir y remueve bien, hemos de conseguir una textura de jarabe.

panellets001  panallets_002

2. Una vez alcancemos esa textura incorporaremos la harina de almendra molida y remover muy bien durante unos 4 minutos a fuego medio hasta obtener una masa que acabe despegándose de las paredes del cazo. Dejar enfriar.

panallets003  panallets004

3. Una vez bien templada incorporaremos la clara de huevo L y reservaremos la masa. Dejar reposar al menos 3 horas (mucho mejor dejarla de un día para otro, ya que la manejaremos mejor)
4. Ya reposada la masa, dividiremos la misma dependiendo en cuantos sabores queramos hacer los Panellets.

[Precalentar el horno a 190/200 grados]

5. PARA LOS PANELLETS DE PIÑONES:
– Una vez tengamos la masa dividida la que tengamos para los de piñones, extenderemos un trozo de papel de film en nuestra mesa de trabajo y haremos un rollo alargado con el mismo. Retiraremos el papel de film y con un cuchillo cortaremos las porciones (de esta forma siempre obtendremos las bolas del mismo tamaño) Con las manos redondearemos las bolitas.

panellets010   panellets011   panellets_12

– En un bol pon los piñones y pon la bola de mazapán encima y con la palma de la mano haz movimientos envolventes de esa manera conseguirás que toda la superficie de la bola tenga piñones de forma muy rápida.
– Pinta con huevo batido toda la superficie de las bolitas de panellets y hornea a 190/200 grados unos 5/6 minutos hasta que esté bien dorados.
panellets_portada02

6. PARA LOS DE COCO:
– Incorpora a la masa que hayáis decido para los de coco un par de cucharadas de coco rallado (dependerá de cómo os guste sí con mucho coco o con menos, recordad que si añadimos mucho, nos puede quedar demasiado seco).

panellets007  panellets006

– Optaremos por proceder de la misma forma que la anterior utilizando el papel de film para hacer un rollo y de esa manera obtener el mismo tamaño para casa panales de coco.
– Da forma puntiaguda muy propia de los de coca y reboza con más coco rallado por el exterior.
– Hornear a 190/200 grados unos 5 minutos. Hasta que la punta esté dorada.

7. PARA LOS DE CHOCOLATE:
– Añadir a la masa que hayáis decidido una o dos cucharadas de chocolate en polvo sin azúcar (siempre utilizo la VALOR)  Utilizaremos el truco del film y rollo para hacer las porciones iguales. Haz unas bolitas chafadas y con una boquilla de repostería hacer un pequeño hueco.

panallets005  panellets008
– Hornear a 190/200 grados unos 5 minutos.

panellets009  panellets_13

– Una vez horneados y ya templados, derretir chocolate negro y con una boquilla pequeña (en este caso he utilizado un decoren) rellenar el hueco que hemos hecho anteriormente.

Otros sabores que os encantarán:

– PANELLETS DE CAFÉ:
Mezcla una de las partes con un cucharadita de café soluble y haz forma de grano de café….. Riquísimos!!
– PANELLETS CON MEMBRILLO:
Haz un rol con el papel de fil relleno de membrillo, córtalo en porciones y hornáles unos 5 minutos.
-PANELLETS DE ALMENDRA:
Otro clásico, haz con la masa de mazapán una forma rectangular y rebózala con cuadraditos de almendra.

panellets_portada05  panellets_portada08

Recetas de Halloween:

momias_halloween

Momias de Salchichas de Frankfurt

fantasma_mini_cake  pop_cakes_pumpkin
Fantasmas Mini Cakes y Pumpkin’s Cake Pops

panellets_portada08

Anuncios

Albondigas Caseras en Salsa

albondigas_portada

Últimamente en Barcelona se han vuelto a poner de moda las bodegas y casas de comidas de toda la vida, esas a las que ibas a hacer un vermut con unas olivitas, unas bravas, unas croquetas, tapas caseras… Y digo se ha vuelto a poner de moda pero de hecho nunca se fueron. Parece que ahora se ha vuelto a descubrir, por lo menos para un público, quizás un poco harto de esos gastro-bares donde el minimalimo pasa de la decoración al plato para ensanchar la factura. En esa vuelta a las esencia de la bodega creo ver una vuelta a la necesidad de muchos de comer comida casera, la de la mama o la abuela… y es que ya le podemos llamar vintage o decir que es tendencia; hay ganas de comerse una croqueta de cocido o un plato de ‘cap i pota’ para que se nos caiga la lagrimita rememorando sabores y aromas de otras tiempos, y es que el problema es que se cocina poco y se sabe menos y la cantidad de precocinados y congelados abundan, las esencias en esos alimentos procesados acaban perdiendose. Pon fin a eso!! y cocínate estas albóndigas que son una delícia! y llora de alegría!!

Ingredientes:

Para las albóndigas
– 500 gr de carne picada (mezcla de ternera y cerdo)
– 2 rebanadas de pan duro.
– Leche para remojar el pan
– 1 huevo
– Ajo y perejil en polvo
– 3-4 cucharadas de harina para rebozar.
– Sal

Para la salsa
– 2 cebollas mediana.
– 2 dientes de ajo.
– 1 pimiento rojo pequeño
– 1 pimiento verde
– 3 tomates pera grandes.
– 1 copa de coñac
– 1 cucharadilla de pimentón de la vera
– Un puñado de guisantes congelados.
– Aceite de Oliva Virgen Extra
– Sal

1. Pondremos previamente a remojar la miga del pan con un poco de leche.

albondigas001   albondigas002

2. Para formar las albóndigas dispondremos en un bol la carne picada, con la miga de pan remojada y escurrida, el huevo, el ajo y perejil picado y la sal. Mezclar todo bien. La mejor manera de amalgamar todo y obtener una buena masa de albóndigas es con las manos bien limpias. Sin miedo!!

albondigas003  albondigas004  albondigas005

3. Formaremos bolitas de masa de albóndiga intentado que sean todas del mismo tamaño.
4. Rebozaremos las albóndigas en la harina y freiremos en abundante aceite. Retirar y reservar.

5. Para la salsa: cortar en daditos la cebolla, ajo, pimiento rojo y pimiento verde. Rehogar la cebolla y el ajo en la misma cazuela y aceite en que hemos frito las albóndigas, (porner una pizca de sal) al incorporar la cebolla ésta soltará toda el agua y al remover incorporará los sabores de la carne de las albóndigas.

albondigas006 albondigas007 albondigas009

6. Incorporar el pimiento rojo y verde. De mientras pelar y cortar en daditos los tomates pera. Una vez esté todo bien pechado echar una copita de coñac, cuando el alcohol se haya evaporado añadiremos una cucharadita del pimentón de la Vera, enseguida incorporaremos los tomates cortados. Remover bien y dejar unos 15 minutos que la salsa se baya haciendo a fuego lento.

albondigas10  albondigas11
7. Una vez tengamos la verdura bien ponchada rectificamos de sal y pasamos la salsa por la batidora para que nos quede bien fina.

  albondigas12  albondingas13
8. Pasar de nuevo a la cazuela y añadir los guisantes y las albóndigas. Dejar a fuego lento unos 10 minutos y dejar reposar.

albondigas_portada2
Algo más:

– Hay muchas formas de hacer albóndigas, esta es la que hacemos en casa (ya que no me gusta comprarlas hechas) quedan muy jugosas y nada secas, es lo que tiene añadirle ese poquito de pan y huevo.

– La carne picada es de ternera y cerdo ya que esta última la aporta un poco más de jugosidad.

– Si los tomates no son muy maduros, puede que te quede la salsa un poco ácida; lo puedes evitar añadiendo una pizca de azúcar.

– Para la guarnición hemos optado por un puré de patatas (también casero: patata hervida un poco de sal y una nuez de mantequilla) también queda estupendo si lo acompañas de con un poco de arroz, cuscús o simplemente pan ‘pa mojar’ !!

– Esta receta se puede congelar sin problemas, por lo que si vas hacerla lo mejor es hacer de más para que sobre y así tengas un tupper en el congelador para cualquier día de apuros.

Bizcocho de Chocolate Facilísimo

bizcocho_choco_005

Con este post celebro el número 100 de Garum, casi en el mismo momento que el blog cumple su segundo año ( es decir a 50 por año ) no es mala media.
Aprofundiendo en esta especie de onanismo que supone autocelebrar un aniversario de mi propio blog, lo he querido realizar con una variante de la receta más visitada: Bizcocho de Yogurt Facilísimo. Resiguiendo las palabras claves de este post que le ha llevado a hacerse con el primer puesto de los más visitados, me lleva a pensar en la necesidad que tenemos de tener algo rico y bueno pero que sea rápido y fácil de hacer que nos estamos ni para moderneces ni para cosas difíciles que ya la vida nos lo pone suficientemente complicado como para autoflagelarse uno.
Pues bien a ese ‘facilísimo’ le vamos añadir simplemente una pizca de CHOCOLATE, hay algo mejor?? mmmm….. pocas cosas sinceramente.
Pues nada ésta es la simple receta de bizcocho clásico de chocolate, adórnalo como quieras, rellénalo como gustes y compártelo con quien quieras.

Gracias a por otros 100!!!

Ingredientes:

– 1 yogurt natural (Si es de la Fageda mejor)
(*) el envase será la medida.
– 1 medida de aceite de oliva suave
– 2 medidas de azúcar moreno
– 3 medidas de harina de repostería
– 1 medida de chocolate en polvo ( El de Valor es fantástico)

– Para decorar o rellenar al gusto ( yo he utilizado un Izing Cake de chocolate con leche y una virutitas o fideos de chocolate)

1. Poner todos los ingredientes en un bol (lo puedes poner todo junto en el mismo momento)

bizcocho_choco_001     bizcocho_choco_002

2. Bate bien (si es mejor con una máquina de barillas) sin quede grumos y quede todo amalgamado.

3. Encamisa un molde y verter la mezcla en el molde.

4. Hornéalo a 190 grados durante 20 minutos.

5. Deja enfriar en una rejilla y decora o rellena al gusto.

Y ya está!! así de facilísimo…..

Algo más:
bicocho_choco_portada– Qué quiere decir encamisar?

Se le llama a forrar el molde con mantequilla y espolvorear con harina para evitar que se nos pegue el bizcocho. Ya sé que hoy día hay mucho moldes de silicona o antiadherente que lo evitan….. pero mucho mejor evitar descubrir que no funcionan

– Qué molde utilizo??

Yo he utilizado un molde tipo rosco o Bundt Cake de acero antiadherente. Este molde me parece ideal para todo tipo de bizcochos, porque?? pues por en primer lugar permite una excelente cocción por todos los lados evitando que se nos quede más o menos cocido-crudo ya que su círculo interior hace que el calor del horno se distribuya de forma homogénea y en segundo lugar porque permite cortarlo en porciones  de forma muy fácil. Si no tenéis un molde de este tipo os animo a que cuando veáis uno a buen precio os hagáis con él, son perfectos no solo para bizcochos, los flanes familiares salen fantásticos.

bizcocho_choco_trozo_portada– Qué pasa si no tengo aroma de vainilla?

Es un aporte que le añado por que me gusta el aroma que le da, pero podéis prescindir de él si no lo tenéis.

– Para decorar y seguir con lo fácil y rápido, podéis comprar un sobre de Izing cake que podemos calentar en el micro y ponerlo por encima con unas virutas o fideos de chocolate, pero evidentemente rellenarlo con lo que tengáis por casa: Rellenar o cubrir Nutella o  Nocilla (según preferencias) mermelada de frambuesa etc….

ficha_bizcocho_choco

Arroz Salvaje Frito al Curry

arroz_salvaje_curry

Hoy traigo una receta que puede ser una verdadera alternativa a las calóricas y muy poco saludables chips de patata que solemos consumir en los picoteos, vermuteos o sesiones de partido de Champions en casa. Sí, ya sé!! Qué ricas están! además son de lo más viciosas, cuando haces pop no hay stop!  Pero la verdad es que hay que reducir su consumo al mínimo ya sea por el tema calórico como por otros temas de salud.
Este Arroz Frito lo podéis hacer en casa sin problemas y de forma muy rápida; aquí lo he aliñado con sal y curry por que me parece una de los mejores ‘maridajes’ con el arroz, pero podemos añadirle el gusto que queramos: desde pimentón, ajo en polvo y perejil seco etc… Es importante que el arroz que compréis lleve en gran medida arroz salvaje, si  podéis comprar un paquete sólo de arroz salvaje mejor, si no es así por que cuesta encontrarlo podéis comprar como he realizado yo una mezcla de arroces que incluye el salvaje que generalmente venden para ensaladas. El porqué del salvaje es por que se hincha más y su aspecto es mucho más original.
Una nota importante: consumir enseguida, no vale nada si lo hacemos y lo dejamos para el día siguiente.

Ingredientes:

– Arroz Salvaje o selección de variedades.( con 300-400 gr os saldrá bastante)
– Aceite de oliva
– Sal
– Curry

1. Para poder freír de forma rápida y escurrir bien, preparar dos sartenes y un colador. Calentar en una sartén el aceite.
2. Una vez el aceite es bien caliente meter un puñadito de arroz, veréis que en un momento empezará a hincharse  el arroz de 3 a 4 segundos nos bastará.
3. Apoyar el el colador en la segunda sartén y colar el arroz de modo que aceite nos quede en la segunda sartén y el arroz bien seco de aceite en el colador. Poner el arroz en un plato con papel absorvente.
4. Repetir  la acción tantas veces como arroz queramos hacer.
5. Añadir sal y curry al gusto y remover bien.
6. Servir enseguida.

Recomendaciones:
– Es muy, muy importante que el aceite esté muy,  muy caliente, si no es así el arroz no se hincha rápido y lo que os pasará es que no se abrirá del todo y se quemará el grano.

– A parte de ser un buenísimo aperitivo o picoteo es otra buena opción para poner de guarnición con carnes o pescados.

Fabes Verdinas con Langostinos y Almejas

verdinas_portada02

Siempre me pasa, cada vez que paso unos días en Asturias  vuelvo a casa en Barcelona, me entra tanta morriña que acabo haciendo alguna receta Asturiana y la cuelgo en el blog. La que pongo hoy es casi una receta de lujo!! Las fabes verdinas son muy típicas de la zona oriental de Asturias y en concreto de Llanes, uno de los pueblos más bonitos de los tantísimos que puedes encontrar a lo largo de toda su geografía. Estas fabes de tamaño pequeño y color verde, son una delicia, tienen un sabor  muy suave y son muy indicadas para combinarlas con el marisco. El precio de las mismas es superior al de otras legumbres, pero como ya he comentado es un plato de lujo o fiesta indicado para un día especial y al juntarlo con algo de marisco es una auténtico espectáculo.
Esta receta es la que he adaptado yo, ya que podréis encontrar muchas variaciones de la misma receta en varios blogs o recetarios asturianos.

Ingredientes para 4 personas:

– 1/2 kilo de Fabes Verdinas
– 1 Cebolleta
– 1 Zanahoria
– Laurel
– 2 dientes de ajo
– 16 Langostinos
– Un puñado de almejas
– Un chorrito de vino blanco
– Una rebanada de pan
– Aceite de Oliva Virgen Extra.

1. Poner en remojo 12h como mínimo antes las fabes verdinas.

verdinas001 verdinas004 verdinas003

2. Poner en una olla las fabes con 2 litro de agua mineral (mejor si es de botella, recordemos que vamos a cocer una alubia de primera calidad, pongamos también agua de buena calidad para cocerlas). Añadir las cebolleta, la zanahoria pelada, un diente de ajo y la hoja de laurel.

3. Cocer las fabes, desespumando un poco y asustando de vez en cuando con agua fría la cocción (con ello paramos la cocción y hace que no se deshagan las alubias) Para moverlas nunca meter un cucharón, remover el con ambas manos la olla por las asas.El tiempo de cocción va a depender un poco de como sean las fabes de viejas, sin sin muy nuevas con un par de horas vas a tener bastante si son más viajas puede alcanzar las 4 horas.  Se puede hacer en olla rápida, pero corremos más el riesgo de que las fabes se nos rompan.

4. Paralelamente a la cocción de las fabes, haremos las almejas. Poner en una sartén un diente de ajo bien picado, cuando esté ligeramente dorado añadir las almejas y el chorrito de vino blanco, tapar y dejar abrir. Cuando estén abiertas todas, las reservamos.

 verdinas007 verdinas008

verdinas005 verdinas006

5. Los langostinos, los pelaremos todos y reservaremos las cabezas por un lado y la carne por otra.

verdinas009 verdinas010

6. En un sartén con un chorrito de aceite pasaremos bien las cabezas, chafándolas y intentado sacar todo su jugo. Añadiremos un vaso de agua y dejaremos cocer 10 minutos. Colaremos el caldo resultante de las cabezas de los langostinos, chafando bien las cabezas sobre el colador para aprovechar todo el jugo. Reservar el caldo.

7. Freir una rebanada de pan con un poco de ajo para que le de gustito al aceite.

verdinas013 verdinas012 verdinas014

8. Meter la rebana de pan en el caldo resultante de las gambas para que se blandee. Una vez blandito lo pasaremos todo por la trituradora.

9. Una vez acaba la cocción de las fabes añadiremos las almejas con el jugo resultante y el caldo de las gambas que hemos pasado por la batidora.

verdinas015 verdinas016 verdinas017

10. Añadir los langostinos pelados y dejar al fuego durante 20 minutos más.

Hojaldres de Higo y Queso Azul

hojaldres-higos-laperal

Ya estamos de vuelta a la normalidad, es el tópico de septiembre. Y volvemos con productos de temporada: LOS HIGOS, ahora están en su mejor momento. También podéis encontrar un par de recetas que harán que podamos aprovechar y conservarlos por mucho más tiempo : Mermelada de Higos y los Higos en Almíbar.
Esta vez los he querido utilizar naturales y combinarlos con un producto que creo que le queda de maravilla: el queso azul. En este caso me he decidido por un queso azul Asturiano LA PERAL, es un queso a medio camino entre el cremoso queso azul más habitual dulce y un Cabrales más duro y por supuesto mucho más fuerte. Para los amantes del Cabrales (entre los que me encuentro) os animo encarecidamente a la combinación con Higos (junto con el membrillo o el dulce de manzana me parecen los mejores maridajes)

Ingredientes: (4Personas)

– Una plancha de hojaldre
– Queso Azul al gusto (en este caso La PERAL)
– 4 o 5 higos no muy maduros.

1. Cortar la plancha de hojaldre con la forma deseada. En este caso la hemos realizado en rectángulo alargada en grande y cuadraditos para las pequeñas. Pinchar con un tenedor la superficie, para que nos suba.

2. Cortar el queso azul y  disponerlo en el hojaldre. No he indicado cuánto queso ya que dependerá de lo que os guste!! pero ojo!!! no demasiado si no os desbordará el hojaldre.

3. Cortar en rodajas los higos y disponerlas encima del queso
(como indico en el anterior apartado de ingredientes, indico que deberían ser no demasiado maduros debido al cortar se nos desmoronarían).

4. Hornear los Hojaldres en horno precalentado a 180 grados entre 15 y 20 min (según horno).

hojaldre_higos_laperal

Leche Merengada

lelche-merengada-detalle

Seguro que alguna vez habéis pedido en una heladería en verano Leche Merengada, es muy rica en general, pero no en todos los sitios la hacen buena, y ya no digamos de la que viene envasada en brick! Y la verdad no es ninguna cosa del otro mundo a la hora de la elaboración para que no la hagan buena. Por eso os propongo que la hagáis en casa vosotros, por que es muy, muy fácil de hacer y el resultado es tan, tan rico que no la podéis dejar pasar.

Ingredientes para 4 vasos:

– 1litro de leche (yo he usado semidesnatada).
– 100 gramos de azúcar blanca.
– 1 ramita de canela en rama.
– Piel de limón
– 3 claras de huevo pasteurizadas.

1. Herbir la leche con el azúcar, la canela y la piel de limón (Ojo , sólo la parte amarilla, ya que la parte blanca es amarga). LLevar a ebullición y dejar unos 3 minutos.

2. Una vez hervido, colar y dejamos enfriar.

3. Montar las 3 claras pasteurizadas a punto de nieve y mezclar con la leche ya fría con movimientos envolventes para que no bajen demasiado las claras.

4. Dejar en la nevera un par de horas para que esté bien fresquera.

5. Servir, poniendo bastante espumilla encima y decorar con canela en polvo.

Observaciones:

– Puedes utilizar claras de huevo naturales, pero en este caso yo he utilizado pasteurizadas (que venden en botellitas en el súper) ya que evitaremos con altas temperaturas algún problema. Siempre es mejor asegurar.

– La leche que yo he utilizado es semidesnatada, ya que es la que tenemos en casa. Entiendo que con entera o una buena leche ha de quedar espectacular ya que con una simple leche semi queda muy rica.

– En importante que esté bien fría.

leche-merengada

Salmorejo

salmorejo

Tengo que aclarar que soy una auténtica neófita en esto del salmorejo, y es que he tardado una eternidad en hacerlo, y craso error! por qué??…. ¡Qué rico está!  Mis reticencias se debían a que desde siempre he odiado el sabor del pepino y de ello se derivaba mi total rechazo al gazpacho y no me digáis por qué, pero metía en el mismo grupo al salmorejo, sabiendo que éste no llevaba pepino…. En fin después de contaros mis rechazos culinarios os quiero explicar la receta que desde hace poco realizo y que me parece riquísima para estas fechas.
Espero que con esto también mucha gente que puede que tenga reticencias a las llamadas sopas frías, lo intenten!! Es una delicia.

Ingredientes: (para 3-4 personas)

– 1kg de tomates rojos y maduros
– 75 a 100 gr de pan blanco ( si es del día anterior, mejor)
– 1/2 ajo
– 100 ml de aceite de oliva virgen
– Sal
– Guarnición: 1 huevo duro y dados de jamón

1. Triturar bien los tomates previamente cortados en cuartos. Todo el jugo que saque los pasaremos por un colador para evitar que se nos cuelen pieles y semillas, así obtendremos una cremita muy fina de tomate, perfecta para nuestro salmorejo.

2. Corta el pan en dados pequeños y añade a la cremita que hemos obtenido del tomate. Deja reposar unos minutos, esto hará que el pan se ablande y quede perfecto para después poderlo batir. ( La  medida del pan  que he puesto es para que nos salga un salmorejo con una consistencia media, ni muy espeso, ni muy líquido; si os gusta el salmorejo bien espesito y por lo tanto más consistente, añadir un poco más de pan simplemente, al igual que en el sentido contrario)

3. Corta medio ajo quitando la parte interior del mismo ya que al consumirlo en crudo evitaremos que el ajo nos repita.  ( En esto del ajo va ir también al gusto, mucho gente pone 1 ajo entero, pero en mi caso me gusta más suavecito y le pongo medio).

4. Añadir el ajo y el aceite de oliva virgen extra y triturar todo con batidora hasta obtener una crema muy fina.

5. Recomendable dejar unas cuantas horas en nevera para que esté bien fresco.

6. Servir con un poco de huevo cocido rallado y unos daditos de jamón…. y a disfrutar del verano.

Observaciones:
He de aclara por supuestísimo que no oso a llamarlo ‘Salmorejo Cordobés’ por que en esto de los platos tradicionales hay tantas maneras de hacer las cosas que cuando le ponemos la etiqueta de origen siempre pueden surgir reticencias (veáse el caso de la paella!! 😉 Así que éste es mi salmorejo, el que hago después de mirar unas cuantas recetas en internet y adaptarla a mis gustos.

Provolone con Olivada y Rúcula

provolone-rucula-olivas-01

Desde que hace un tiempo descubrí este clásico italiano del queso fundido lo he hecho multitud de veces. Casi siempre que lo hemos realizado en casa lo hacemos con tomate en trocitos o rallado en el fondo (como el post que hace un tiempo publiqué en este blog) y es que queda tan, tan rico que siempre triunfa. Hoy traigo una propuesta diferente y más arriesgada para dependiendo que paladares…. la mezcla de queso, con la olivada y el sabor tostado de la rúcula es un 10. Para probar y repetir….

provoloneIngredientes:
– 1 rodaja de provolone Dolce
– 2 cucharaditas de olivada (si no la queréis comprar solo bastará con tritutar unas cuantas olivas negras sin hueso y mezclarlas con un chorrito de aceite de oliva virgen)
– Manojito de rúcula al gusto.

1. Dispón la rodajita de provolone en una cazuelita de su tamaño que puedas meter en el horno.
2. Pon durante 10 min aproximandamente a 190º .
3. Pon por encima las dos cucharaditas de olivada por encima bien distribuida y en el último momento antes de servir un manojito de rúcula.
4. Servir rodeado de rodajas de pan para poder ir cogiendo un poquito de queso, olivada y rúcula.

Taboulé de Bacalao

taboule-bacalao

Con estas calores sólo apetecen cosas fresquitas, ensaladas, sopas frías, gazpachos etc… En otra ocasión puse la receta (más o menos) clásica de taboulé que es ideal para esta época estival por ser tan refrescante. Exiten muchas variaciones de la misma incorporando otros ingreditenes; esta variación con bacalao desalado y desmigado es riquísima y si compras ya directamente un sobre de bacalao desmigado y desalado hacerla es rapisísima.

Ingredientes:
– Couscous.
– 200 gr de bacalao desmigado
– 1 tomate grande
– 1 pimiento verde pequeño
– Olivas negras
– Menta
– Limón
– Sal
– Aceite de oliva virgen

1. Elaborar el couscous seguiendo las pautas de fabricante (1 medida de couscous por 1 de agua hirviendo) Dejar enfriar.
2. Cortar el tomate a dados (dejando de la lado las pepitas y el agua que sueltan) y el pimiento verde en trocitos pequeños.
3. Mezclar en un bol el couscous con el bacalao desmigado, las olivas por la mitad, el pimiento verde y el tomate en daditos.
4. Pica muy fino la menta añade al bol y añade la sal al gusto, chorrito de limón al gusto y el aceite de oliva virgen.

– El toboulé clásico tiene muchas variantes y el acceso que ahora tenemos a productos como el couscous nos hace que podamos innovar incluyendo otro tipo de productos como es el bacalao.
– Es una ensalada súper fresca que queda más rica si la consumes después de haberla dejado en la nevera unas cuantas horas para que los sabores de la menta, limón y bacalao impregne el couscous.