Croquetas de Bacalao con Salsa de Piquillos

Las croquetas siempre han sido una de mis especialidades ( o eso dicen ) pero generalmente las hago de pollo, jamón o como digo yo de aprovechamiento (de la carne sobrante del caldo etc…) o qué si no son las croquetas!!.

Para este blog he querido poner esta variante: las croquetas de bacalao y si las completamos con una suave salsa de piquillos es ya para llorar.

Ingredientes:
– 250 gramos de bacalao desalado
– 90 gramos de harina
– 4 cucharadas soperas de aceite
– 80 gramos de mantequilla
– 1 litro de leche
– 2 cebolletas tiernas
– Pan rallado y huevo batido para pasar las croquetas.

– Poner a remojo 24 horas antes el bacalao desmigado ( puedes utilizar el bacalao que quieras, también lo hay desalado por lo que el proceso  de 24 h antes ya no sería necesario).
– En una cacerola media poner la cebolla a pochar con el aceite cortada muy finamente y un poquito de sal ( ojo con la sal , recuerda que añadirás bacalao) Añadir también la mantequilla.
– Pon a calentar en la leche ( ha de estar bien caliente cuando la necesitemos añadir y formar la masa de las croquetas).

– Añadir el bacalao cuando la cebolla esté transparente y rehogar levemente.
– Introduce los 90 gr de harina, rehogar bien para que pierda el sabor de harina cruda.
        – Ir introduciendo la leche poco a poco hasta obtener una masa densa que al remover no se pegue a las paredes.
– Pon la masa en una fuente y tapar seguidamente con papel de film ( el papel de film ha de tocar la masa de las croquetas , ya que la masa de bechamel con el contacto al aire realiza una capa oscura que no queremos para nuestras croquetas) Dejar enfriar.
       – Al enfriar la masa dar formas a las croquetas ( con la ayuda de dos cucharillas te saldrán bien ) y pasar por huevo y pan rayado.
– Freir en abundante aceite suave de oliva muy caliente y escurrir en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Para la salsa de piquillos:
– 3 pimientos del piquillo
– aceite de oliva
– pizca de sal
Poner en un vaso batidor los pimientos del piquillo y el aceite de oliva ( la cantidad de aceite dependerá de la consistencia que le quieras dar a la salsa). Pasar los ingredientes por la batidora y emulsiones: obtendrás una preciosa salsa de color rojo pálido ( pruébala y rectifica de sal).

Para presentar :
En una fuente o plato pon las croquetas y un poco de salsa al lado , para ir mojando UMMMMM!!!!

En las recetas de croquetas , las cantidades pueden variar siempre y por lo general se hace mucho a ojo, sobre todo si quieres con más bacalao o menos ( aunque siguiendo el patrón de cantidades siempre te quedarán bien ).

TRUCOS APAÑAOS!!: Las croquetas llevan bastante tiempo de elaboración, y tardarás en hacer lo mismo prácticamente  10 croquetas que 40, por lo que aprovecha una tarde de entretenimiento culinario y haz bastantes. Una vez pasadas por huevo y harina congélalas y cuando las necesites podrás freirlas directamente congeladas.

Para acabar con un poquito de buen rollo que es lo que da esta receta, esta canción que es la expresión máxima del buen rollo (  y para reir aunque sea debajo de la lluvia 😉 ) : PERFECT!!

Anuncios

Hojaldres de Astorga

Todos conocemos esos cuadradillos con un agujero en el medio y desbordados de ese almíbar denso !!! Son muy conocidos sobre todos en el norte, en la zona de León ( Astorga) donde además de sucumbir a comer un cocido maragato podéis comprar una cajita de estos hojaldres que son riquísimos.
Aquí se pueden encontrar en cualquier supermercado generalmente en la zona de bollería industrial; hoy pongo aquí la opción de disfrutar de este pecado calórico pero hecho en casa sin tantos suplementos de grasas saturadas y trans para poder disfrutarlo con un cafetín o por que no como alternativas a los polvorones y dulces de navidad.

Ingredientes :
– 1 lámina de hojaldre fresco ( también lo podéis utilizar congelado, aunque yo lo prefiero fresco)
– 250 ml. de agua
– 375 gr. de azúcar
– Una y 1/2 cucharada de miel
– Unas gotitas de limón.

– Estirar la lámina de hojaldre ( fresca o congelada ).
– Con la ayuda de un cuchillo bien afilado cortamos la lámina en rectángulos aproximadamente de 4×5 cm.

– Con un utensilio apropiado ( en mi caso he utilizado un tapón escanciador , pero podéis utilizar lo que tengáis en casa como un descorazonador…)  vamos a ir recortando unos circulitos en el centro del cuadrado ( este paso es muy necesario para que después se empape muy bien el almíbar)


– Se disponen en una bandeja de horno ( no es necesario dejar mucho espacio entre ellos por que sobre todo crecerán hacia arriba).
– Poner al horno a 190 grados, abajo y arriba, hasta que estén dorados.
– Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Para el almíbar:

– Poner un cazo con el agua, el azúcar, la miel, y las gotitas de limón. Dejar que comience a hervir y  luego a fuego fuerte a 5 minutos.
– Bajar el fuego al mínimo y esperar un par de minutos hasta que pierda fuerza.

– Empezar a echar los hojaldres en el almíbar y dejar 20 segundos por un lado y 20 segundos por el otro.
– Sacar en una bandeja y dejar reposar.

Se pueden consumir una vez enfriado pero incluso al día siguiente o pasadas una horas están aún más ricos.


Os sobrará bastante almíbar, el cual se puede utilizar para endulzar yogures o queso fresco…
Y con los agujeritos ( no se tiran ) : realiza el mismo procedimiento.

Tarta de Guinness y Chocolate

Hace mucho  que vi esta tarta en un blog y me fascinó, una tarta hecha de cerveza negra que además su resultado mimetiza tantísimo el aspecto de la propia cerveza de la que es ingrediente : negra con espuma blanca.
Así que ahora que estoy iniciando mi propio blog me he animado a hacerla y puedo decir que el resultado es espectacular, tanto de apariencia como de sabor y os invito a que probéis a hacerla y a sorprender con ella.

Ingredientes :

– 250 ml de cerveza Guinness
– 250 gr de mantequilla.
– 75 gr de cacao en polvo ( puro ).
– 400 gr de azúcar.
– 250 gr de harina.
– 2 cucharaditas  1/2 de bicarbonato.
– 1 cuharadita de azúcar avainillado.
– 500 ml de nata.
– 2 nuevos.
– 300 gr. de queso de untar.
– 150 gr. de azúcar glass.
 

1. Poner en un cazo la cerveza a calentar y sin llegar a ebullición poner la mantequilla, derretir y mezclar y reservar hasta que se temple.

2. En un bol poner los elementos secos (la harina, el azúcar, el chocolate en polvo, las 2 cucharaditas y media de bicarbonato y lacucharadita de azúcar avainillado) con una varilla mezclar todos los elementos muy bien.

3.En otro bol diferente mezclar bien los huevos, la nata hasta formar una crepita e incluir la mezcla ya templada de cerveza y mantequilla.

==> Ir introduciendo en el último bol los elementos secos poco a poco e ir batiendo bien para que no queden grumos.


==> En un molde desmoldable con un trocito de mantequilla untar bien y espolvorear un poco de harina para evitar que se pegue nuestra tarta y verter el contenido de la masa.

==> Hornear unos 45 minutos a 180 grados ( ir mirando a partir de los 35 minutos para evitar que no se nos queme ya que dependerá de la potencia de nuestro horno)
==> Dejar templar y desmoldar.

PARA EL FROSTING:

==> Mezclar el azúcar glass con el queso hasta formar un crema homogénea, como la de la foto.


==> Montar la nata con unas varillas ( para que la nata monte bien ha de estar muy fría , MI TRUCO = pon el recipiente donde vas a montar la nata unos minutos en el congelador) Si no tienes varillas eléctricas es bastante difícil montar bien la nata, por lo que recomiendo comprarla ya directamente montada, pero se ha de tener en cuenta que esta ya viene con azúcar por lo que se deberá tener en cuenta el azúcar que se ha echado mezclada con el queso.

==> Una vez montada la nata ir incluyéndola poco a poco en la crema de queso y azúcar con movimientos envolventes de afuera a dentro ya que hemos introducido aire al montar la nata y ahora al mezclarlo con la crema no los queremos perder.

==> Poner el frosting por encima de la tarta ya fría con una lengua o espátula haciendo que caiga ligeramente por los bordes emulando así la espuma blanca y densa de la cerveza Guinness.

SUGERENCIAS:
Si la coméis enseguida ( ya fría) el bizcocho estará suave y el frosting esponjoso , pero sin duda es mejor comerla después de unas horas dentro de Frigorífico, el bizcocho estará denso y riquísimo y el frosting meloso.

Pollo con Coca-Cola

Esta receta me la enseñó mi prima Geli, otra excelente cocinera de la familia 😉 y muy, muy fácil de hacer.
Aunque el procedimiento sea tan sencillo y con tan pocos ingredientes, el resultado es del todo sorprendente ya que tendrás un pollo con una salsita densa ( ideal para pecar mojando pan) y rico riquísimo.
El secreto sin duda de esta receta es el milagro de la combinación de dos elementos : uno  el indispensable sobre de sopa de cebolla y el segundo la olla rápida.

Ingredientes : ( Para 4 personas)
– 8 trozos de contramuslos de pollo
– 1 sobre de sopa de cebolla
– 1 lata de cocacola

Ya esta??? Si no hay más ingredientes….parece increíble pero es totalmente cierto: un pollo en salsa riquísimo.

==> Dorar previamente los contramuslos de pollo en la olla rápida (puedes utilizar cualquier parte del pollo que se prefiera). Es importante dorar un poco a fuego vivo el pollo ya que de esta manera sellaremos la carne impidiendo que sus propios jugos los pierda en la cocción posterior en la olla rápida.

==> Echar una lata o botella de 33cl de coca-cola y seguidamente el sobre de sopa de cebolla, remover el conjunto y cerrar la olla rápida y dejar cocianr 6 minutos a partir de la salida del vapor


Y ya está !! Una vez pasado el tiempo abrir la olla y comprobar no sólo el aspecto del pollo sino también el olorcito de la salsita.

Sugerencias:
– En el mercado no hay muchas marcas que tengan sopa de cebolla; yo he descubierto dos : una es mercadona y la otra Knorr ( con el sobre de sopa de cebolla de marca Mercadona no es necesario poner sal al conjunto , como podéis ver en la receta , ya que el sobre de esta marca ya tiene suficientemente sal y es mejor rectificar al final el punto de sal que poner al principio y que quede demasiado salado; por el contrario el de marca Knorr es más bajo en sal , por lo que podemos ponerle un poquitín de sal al pollo en el momento en el que lo doramos y luego rectificar )

– Podemos poner este pollo directamente en el plato , pero ya será de diez si lo acampañas con un poco de arroz  ( basmati, salvaje, bomba el que prefieras..) cous-cous o  unas patatas fritas.

– Y el sobre de sopa de cebolla da más de si : cambia la coca-cola por una cerveza o por una fanta de naranaja y COMPRUEBA!!!!

Y finalmente una sugerencia musical…… esta versión del Purple Rain que me encanta
http://www.goear.com/files/external.swf?file=54717f0

Lasaña de Espinacas, Pasas y Piñones

Esta es otra de las posibilidades que nos permite la lasaña, una opción vegetal y diferente y a la vez es todo un clásico. Recuerda que van estupendamente las láminas prehervidas y que están también disponibles de espinacas ( en color verde) dándole un plus de color a tu plato.

 

Ingredientes ( 4 personas):
– 12 láminas de lasaña prehervidas de espinacas.
– 400 gr. de espinacas cortadas ( congeladas)
– Salsa Bechamel
– Un puñado de pasas sultanas.
– Un puñado de piñones.
– Queso Emmental para gratinar.

=> En esta ocasión he hecho la lasaña en moldes individuales ( en mi caso de silicona, para desmoldar bien).
=> Descongelar las espinacas a temperatura ambiente y poner en remojo durante unos 30 minutos las pasas sultanas.
=> Saltear los piñones para que se doren ligeramente e incluir las espinacas bien escurridas con una pizca de sal y añadir las pasas ya escurridas y rehidratadas. ( Reservar)

=> Hacer una fina salsa bechamel ( ver Receta)

=> Incluir las espinacas en la salsa bechamel y remover para que quede todo bien homogenea

=> Montar la lasaña : poner las láminas hasta rellenar el fondo ( puedes recortar las láminas para que coincidan con la medida de nuestro molde), poner encima una capa de crema de espinacas y repetir el proceso haciendo todas las capas que se deseen.
=> En la última capa cubrir con bechamel y un poco de Emmental rayado para gratinar.


=> Hornear/ Gratinar 190 grados durante 10 minutos.

Lasaña Boloñesa

Este típico plato italiano tan rico siempre lo había comido en restaurantes o congelado en casa… esas bandegitas de aluminio se tienen en el congelador para aquellos días que no hay ganas de cocinar.
Pero un día decidí probar a hacerla en casa al ver salir al mercado las láminas de lasaña precocidas. Estas láminas son sin duda una ventaja y que facilita tanto la tarea y queda tan rica la lasaña casera que yo en mi caso ya no puedo soportar más esas lasañas congeladas.
Haz una buena lasaña familiar acompañada de una ensalada y a triunfar en la mesa con este sencillo menú.

Ingredientes ( para 4 personas):
– 12 láminas de lasaña ( yo utilizo las precocidas y es necesario rehidratar unos 5 o 10 minutos ).
– Salsa Boloñesa
-Salsa Bechamel
– Parmiggiano
Si la salsa Boloñesa y la Salsa Bechamel las tienes hechas sólo has de montar el plato. Yo generalmente tengo siempre en el congelador un tupper de salsa boloñesa, así que haciendo la salsa bechamel en el último minuto y poniendo a rehidratar las láminas ,sólo queda montar las capas y hornear.

 

=> Coge un recipiente donde quieras montar la lasaña ( bandeja grande o individual ) y pinta el fondo del mismo con un poco de salsa bechamel para evitar que las láminas se peguen.

=> Secar bien las láminas y disponerlas en el fondo. Poner una capa de salsa boloñesa  y un toque de salsa de bechamel por encima. Espolvorear con un poco de queso de Parmiggiano rayado. Repite el procedimiento con tantas capas como necesites.
=> Después de poner la última capa de láminas cubrir su totalidad con salsa bechamel y Parmiggiano Rayado para que gratine bien.


=> Hornear durante 10 minutos a 190 grados. Recuerda que el plato ya está hecho y por lo tanto lo que nos permitirá el horno será calentar su conjunto y gratinar la ultima capa de bechamel y de queso ( si es necesario dale un golpe sólo de gratinador 4 o 5 minutos más)

VARIEDADES: Los rellenos de la lasaña pueden ser incontables, sólo basta un poco de imaginación y ver que tenemos disponible en la nevera ( pueden ser calientes como esta pero con atún, frías con  un poco de atún lechuga picadita y salsa rosa etc…)

Propuesta musical : Y mientras cocinais esta lasaña  o se acaba de hacer en el horno os podeis  tomar una copa de vino tinto….. y escuchar la BAMBOLA….

Salsa Bechamel

Seguimos con otro básico, y este es sin duda un auténtico clásico de la cocina. Es una salsa muy polivalente y que se utiliza en muchos platos, pero tiene 2 inconvenientes ( los grumos que se forman al hacerla y el sabor a harina cruda ) que hacen que muchos acabemos comprando la bechamel ya hecha.

Intentaré en este post conseguir que hagais una buena bechamel sin grumos y  deliciosa en pocos minutos y poder servirla en unos canalones, lasaña, pasta etc…

Es importante seguir las proporciones ( cómo en los postres y las masas).

Ingredientes:

– 1 litro de leche.

– 60 gr de mantequilla.

– 60 gr de harina de trigo.

– Sal.

– Nuez moscada rallada.

=> Pon en un cazo de leche a calentar ( esto es importante ya que la leche ha de estar muy caliente cuando la añadas a la mezcla)

=> Tamiza bien la harina para evitar grumos.

=> En otro cazo derrite la harina y deja que cueza formando lo que llaman los franceses una ROUX ( mezcla de harina y mantequilla, base de muchas de sus salsas) ha de cocer hasta coger un color dorado ( no quemado ) y este será el punto para que nuestra bechamel no sepa a harina cruda y tenga ese leve gustito a doradito.

=> Cuando la leche esté hirviendo echar poco a poco a la mezcla sin dejar de remover (con unas barillas mejor) hasta que la leche vaya siendo absorvida por la masa y se vaya separando de las paredes del cazo.

=> Finalmente aromatizar con un poco de nuez mozcada rallada al gusto y sal.

SUGERENCIAS:

La bechamel puede tener varias texturas según para que tipo de platos la utilicemos, por lo que os pongo las proporciones según gustos y platos.

– Salsa Bechamel Ligera: 40gr de mantequilla/40 gr de harina  ( ideal para pasta, espinacas etc…)

– Salsa Bechamel tradicional : 60 gr de mantequilla / 60 gr de harina ( ideal para lasañas y otras pastas )

– Crema de Bechamel : 90 gr de mantequilla / 90 gr de mantequilla ( para hacer croquetas, en este caso se puede aumentar la proporción si nos gustan espesas).

Salsa Boloñesa

Hoy empezaré con la sección de BÁSICOS y lo quiero hacer con esta salsa que todo el mundo debería tener en su congelador en  un “tupper” pequeñito para disponer de ella en cualquier momento.

¿ A quién no le gusta unos buenos macarrones, spaguetti o tallarines con salsa boloñesa? Y el éxito del plato está sin duda en una buena salsa casera y cuando uno se acostumbra a ella no puede con las salsas preparadas de bote.

Recomiendo hacer una buena cantidad de salsa, hacerla bien lleva su tiempo y tardarás lo mismo en hacer para 2 que para 8; así que preparando cantidad podrás congelarla en las porciones que te convengan y el día que las necesites estarán allí esperándote a que los descongeles y sólo tengas que hervir la pasta o montar un deliciosa lasaña.

Ingredientes: ( para 4 personas)

– 400 gr. carne picada ( mejor mixta : cerdo y ternera).

– 1 cebolla grande ( 2 si son cebolletas).

– 1 zanahoria grande.

– 1/2 rama de apio blanco.

– 2 botes  tomate triturado.

– Aceite de Oliva.

– Sal y Pimienta.

1. Pica finamente la cebolla ( generalmente yo lo paso por el triturador quedándose una pasta blanca). Pon en una cazuela la cebolla a pochar ( para pochar poner un poco de sal para ayudar a que suelte su propia agua).

2. Pica finamente la zanahoria y el apio ( esto último le da un gustito muy bueno y lo aromatiza mucho) Añadir a la cazuela cuando la cebolla empieze a estar transparente y dejar pochar unos 10 minutos.

3. Sal-pimentar la carbe picada e incorporarla a la sarten con las verduras. Remover y mezclar hasta que veas que se empieza a cocinar.

4. Seguidamente veremos que la mezcla nos empezará a pedir  líquido, así que es momento de echar el tomate triturado. Añadir una pizca de azúcar para quitar la acidez del tomate  y rectificar si es necesario de sal ( primero probar). Deja cocinar unos 10 minutos con la tapa de la sarten puesta.

SUGERENCIAS: Ahora sólo falta la manera de poder disfrutar de esta salsa, elige una y triunfa. Puedes aromatizar tu salsa aún más con un poco de orégano picado y a la hora de servir completa el plato con queso Parmiggiano.

Palmeritas de Jamón Y Queso

Entramos en el mundo de la MASA de HOJALDRE, una de las masas más versátiles para hacer múltitud de platos en cocina ( tanto salados como dulces ) hacer la masa de hojaldre casera es complicado, pero en el mercado podemos encontrar masas de hojaldre frescas de muy buena calidad ( mejor fresca que no congelada ). La versatilidad se impone en el hecho que podemos hacer desde estas palmeras, en este caso saladas , pero también espirales rellenas de anchoa ( esto para otro día), que harán un simple “picoteo” en algo más, y por supuesto hacer tartas de todo tipo con esta deliciosa masa.

Ingredientes :

– Una placa de hojaldre cuadrada ( En el Lidl se puede encontrar de las mejores y al mejor precio)

– 6 Lonchas de Jamón Dulce muy finas

– 4 Lonchas de queso ( a elegir el que más te guste)

– Un poco de azúcar.

– 1 huevo

Desenrrollar el hojaldre dejando el papel de horno que incorpora y espolvorear un poco de azúcar por encima de la masa( no nos pasemos : simplemente es para darle un toque dulce al snack salado).

Poner encima las lonchas de Jamón y las de queso cubriendo toda la superficie de la masa.

Para formar la palmera empezar enrrollando por una punta hasta llegar justo al medio y acabar con la otra punta hasta llegar al otro extremo.

Corta con un cuchillo ancho y afilado ( no de sierra) del tamaño no superior a un 1 cm ( podeis comprobar que el cuchillo se pegará a la masa dificultando el corte, un truco para que no pase esto es mojar con agua la superficie del  cuchillo por cada corte, conseguiremos que el corte sea limpio y que nuestras palmeras salgan más bonitas).

De forma individual y ligeramente separadas las ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurado ( o de horno)  y las bañamos con huevo batido.

Hornear a 170 grados durante 15/20 minutos ( los tiempos y temperaturas de horno son como siempre orientativos ya que depende mucho de horno que tengamos ).

Una vez sacadas del horno , dejar enfriar y a disfrutar!!!.

Ensalada de espinacas frescas

 

 

 

 

 

 

 

Ensalada rápida, fácil y buenísima…… además como primer plato para una comida o cena con amigos ideal.

Ingredientes :

– Paquete de espinacas baby frescas.

– Puñado de nueces

– Parmigiano Riaggiano en lascas.

– Tacos de bacon ahumado.

– Aliño: Sal , Aceite virgen extra y reducción caramelizada de vinagre de Módena.

Pasar previamente por la paella los tacos de bacon ahumado hasta que queden crujientes y dejar templar.

Para presentar poner las espinacas baby en el plato o bol encima el bacon , las lascas de parmigiano y las nueces….. aliñar al gusto con la sal  ( si es malddon ya es de lujo!!! ) , la reducción del vinagre de Módena y el aceite de oliva virgen.