NocheBueno

Este post es un colaboración muy especial de Maika García Clavero una apasionada nata de la repostería y con un talento natural para ello. Es por eso que le he pedido que colabore en este blog trayendo una receta que me pareció totalmente espectacular y que además desconocía por completo. Espero que no sea la única colaboración de Maika y que nos traíga algún otro bocado dulce. No os perdaís hacerla….. yo ya mismo me pongo manos a la obra….. Nochebuenos…. Feliz Navidad a todos!

 nochebueno03

Post by @maikaGC

Hola a todos,
Tania me ha concedido el enorme privilegio de colaborar en este blog y, por supuesto, no puedo desaprovechar esta maravillosa oportunidad para compartir una de mis pasiones: la repostería. Además, ¡qué mejor momento para hablar de dulces que la Navidad!
Si algo me gusta de estas fechas es la posibilidad que brinda para ser creativos en la cocina, para atrevernos con recetas que no hemos hecho nunca, para incorporar algún aperitivo nuevo con el que triunfaremos, para volver a saborear aquellos platos que forman parte de la tradición familiar y que nos encantan, pero que solo los hacemos por Navidad, tal vez porque emocionalmente los identificamos con este momento concreto del año y hacerlos en cualquier otro momento nos resulta “raro”……es como ver pelis navideñas en agosto!!!
Pues bien, empiezo esta pequeña aportación con un dulce navideño que incorporé a mis tradiciones culinarias hace ya unos años. Se trata de los Nochebuenos, una especie de briox típico del sur de España con pasas, nueces, sésamo y matalahúva que, como dijo Tania el día que se lo di a probar por primera vez, nada tiene que envidiar al pannetone italiano, y lo cierto es que tiene toda la razón. Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

– 500g de harina (o incluso un poco más)
– 25g de levadura de panadero
– 150ml de aceite de oliva
– 200ml de agua tibia
– 20g de azúcar y un poco más para decorar
– Una pizca de sal
– Nueces troceadas, pasas y matalahúva a gusto
– Un huevo para pintar
– Sésamo para decorar

Preparación:

Mezclar los ingredientes secos, hacer un hueco en medio para añadir el agua y el aceite. Amasamos hasta que obtengamos una masa aceitosa pero sin que se nos quede pegada a las manos. Añadimos las nueces, las pasas y la matalahúva y hacemos una bola con la masa. La tapamos y la dejamos reposar en un lugar cálido durante una hora o hasta que doble su volumen. Yo caliento el horno a 50º, cuando alcanza esa temperatura lo apago e introduzco la masa, así sube más deprisa.
Sacamos la masa, la dividimos en dos y le damos forma de panes un poco anchos. Las ponemos en una placa de horno con papel de hornear y le damos unos cortes  en diagonal con la punta de un cuchillo.
Pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y sésamo y horneamos a 190º durante 25 minutos aproximadamente, cuando comprobaremos que están dorados.
Dejamos enfriar los nochebuenos en una rejilla antes de servir.

¡¡Feliz Navidad…y feliz Nochebuenos!!

nochebueno01

Anuncios

Pesto Rojo

Ipesto_rojo

Receta hiperfácil para volver después de mucho tiempo al blog.
El Pesto Rosso (Pesto Rojo) és una riquisísima salsa italiana que he tardado en hacer. En casa solemos hacer mucho el pesto clásico, el de base de albahaca, el llamado Pesto Genovés.
Del pesto se hacen muchas variantes ahora, con espinacas, con rúcula… ésta es más conocida por tener como base un producto como son los tomates deshidratados, especialmente buenos en Italia.
El pesto no deja de ser un majado o picada, y volvemos a ver una vez más cómo en otras que ya hemos hablado la similitudes en recetas que bordean toda la costa mediterrenea, mismos productos, casi misma técnicas, pocas variaciones.
La receta más tradicional de pesto lleva piñones, en este caso al tener almendras en casa lo subtituí sin problemas; de hecho veréis en algunas variantes, pesto con avellanas, almendras e incluso anacardos. Por que muchas veces la cocina es eso….. coger lo que tengo en casa y descubrir sabores y texturas nuevas.

Aquí va receta….

Ingredientes:
– 10 piezas de medio tomate seco
– 40 gr de aceite
– 2 cucharadas de  de almendra fileteada
– 1/2 ajo
– 6 hojas de albahaca
– 1 cucharada de parmesano
– 1 pizca de sal

(los ingredientes los puedes variar ligeramente al gusto: prueba tu propia salsa pesto rosso)

1. Los tomates secos pueden venir en aceite o en bolsitas en seco. Si los tienes previamente en aceite los puedes incorporar directamente, en el caso de tenerlos en seco, los has de poner previamente en agua  hasta que se hidraten ( el tiempo depende de los tomates, hay algunos más secos que otros) una vez hidratados y ligeramente tierno hay que secarlos bien y puedes ponerlos en aceite y reservar o utilizarlos directamente para hacer el pesto.

2. Poner los tomates ya hidratados con parte del aceite, el ajo, la almendra, albahaca y la sal en un procesador o trituradora.
3. Triturar hasta el punto deseado, ya que la textura de más molido o menos dependrá de tus gustos.
4. Añadir el resto del aceite y el parmesano y mezclar con el procesador. LISTO!

Observaciones:
– Las proporciones como decía antes pueden cambiar dependiendo de los gustos. Busca cuales son tus proporciones favoritas. Si te gusta más ligera puedes poner menos tomate seco y más albahaca o queso. Prueba y descubre!!
– Si te gusta un poquitín alegre o picante añádele una gindilla pequeña.
– Es una salsa súper versátil: para pasta obviamente, pero también para dar un punto especial a ensaladas, untar en el pan para paninis, bocatas….
– Se puede congelar perfectamente al igual que el Pesto Genovés y és ideal hacerlo para tenerlo hecho siempre a mano, aunque como veis es una salsa que se hace en muy poco tiempo y está lista al momento.

CheeseCake de Chocolate Blanco 3 Ingredientes

IMG_20150806_143430

Tenía ganas de hacer un postre, pero con estas calores cuesta poner en marcha el horno!! Pero justo el otro día veo en Pinterest una receta muy fácil para hacer un pastel de queso sólo con tres ingredientes y no me pude resistir. Es muy fácil y queda muy rico, añádele el topping que quieras al gusto y a disfrutar.

Ingredientes (3 sólo tres) (Para un CheeseCake para 4 personas)
– 120 gr de chocolate blanco
– 120 gr de queso crema tipo philadelphia
– 3 huevos.

1. Separa las yemas de las claras y reserva.
2. Fundir al baño maría el chocolate blanco. Una vez esté templado añadimos las yemas  y el queso crema haciendo un masa compacta
3. Poner al punto de nueva las claras
4. Añadir las claras a punto de nieve a la masa anterior en tres veces poco a poco y con movimiento envolventes.
5. Poner en el horno precalentado a 170 grados, al baño maría durante 15 minutos y bajar a 160 grados y dejar otros 15. Finalmente apagar el horno y dejar 15 minutos más con el calor remanente.

Y ya está!!! añade el topping que más te sugiera y a disfrutar.

IMG_20150806_142622

Queso Feta Marinado

IMG_20150714_121036

Perfecta receta para dar un toque especial a las ensaladas veraniegas, o simplemente de aperitivo y hacer que nos dure un poco más el queso feta en casa. Un toque especial con mucho gusto y personalidad.

Puedes combinarlo con otros ingredientes al gusto.

Ingredientes:

– 200 gr Queso Feta.

– Un par de dientes de ajo

– Variedad de olivas al gusto

– Una rama de tomillo

– Tomate seco picado al gusto.

– Albahaca seca picada al gusto

– Aceite de Oliva Virgen Extra

1. En un bote de al menos 500 ml introducir el Feta en daditos pequeños, los ajos, el tomillo, albahaca y tomate seco picado.

2. Rellenar con aceite de oliva virgen extra, cerrar y reservar.

3. Dejar que tome gustito al menos unos 3 días. Se conservará sin problemas más  de una semana.

IMG_20150714_120520

Picada. Cómo hacerla y cómo congelarla en porciones.

picada

Hace tiempo que quería realizar este post, un post de un receta base muy útil que llevo practicando desde hace mucho y que realmente significa que un plato pase de estar bueno a muy bueno.

La picada es una técnica muy conocida en la cocina mediterránea que se añade a guisos para darle un toque de potencia en el sabor; no es tan conocida en otras cocinas y puede parecer incluso extraña. Hay muchas variaciones de la misma, ésta es la que yo realizo en casa para congelar por que no sólo lo puedo añadir en guisos, arroces, fideos sino a un simple pescado o pollo a la plancha o al horno.

Esta técnica de congelación en cubitos viene de la preparación previa o ‘mise en place’ de la cocina profesional y que hace más fácil la preparación en último momento de los platos a servir al cliente. En el caso de nuestra casa, traer alguna de estas técnicas nos simplifica muchísimo la vida. La picada es una pequeña porción a utilizar y realizar un buena cantidad de ella cuesta exactamente lo mismo que hacer muy poca. Tener el perejil fresco en un bote en la nevera esperando que se vaya poniendo pocho se ha acabado, ya que tener la picada preparada en porciones y en el congelador realizada justo cuando el perejil está más fresco es la mejor opción. Si añadimos que también podemos hacer una buena cantidad de sofrito y congelarlo de la misma forma, hace que en cuestión de poco tiempo tengamos la base de muchas de las recetas que podemos hacer diariamente en casa: fideos, guisos, arroces…..

Como digo las variaciones a la misma eón múltiples: avellanas en vez de almendras, pimentón dulce o picante eso ya forma parte de tu receta de picada. Yo te dejo la mía para muchos mis platos:

Ingredientes para picada de unos 100 gramos:

– Hojas de perejil (unos 25-30gr)
– Aceite de Oliva Virgen Extra 50 ml
– Azafrán (0,5 gr)
– Ajo 1 diente
– Almendras 35gr.

(Las proporciones evidentemente puedes hacerlas aproximadas siempre basándote en un diente de ajo y almendras)

1. En primer lugar envolver el azafrán en papel de aluminio haciendo un paquetero y ponerlo encima de una sartén caliente durante 3 segundos para que el azafrán se tueste. OJO!! no dejar más que se quema.

2. En el triturador o robot de cocina, poner el ajo las hojas lavadas de perejil fresco, el aceite y el azafrán. Tritura hasta obtener una pasta.

3. Una vez triturado lo anterior añadir las almendras y volver a triturar.

4. Congelar en una bandeja para hacer cubitos (mejor si ésta tiene tapa para evitar mezcla de sabores en el congelador) así las sacaras en las porciones que necesites y en momento adecuado.

Sólo tienes que añadirlas al guiso, arroz que quieras. Ponlo encima de un pescado al horno o a la plancha en el último momento y disfruta!! Las posibilidades de la picada son múltiples 😉

IMG_20150710_131857

IMG_20150710_132223

Tartar de Salmón con Aguacate

tartar_salmon01

El tartar generalmente es un plato que o gusta mucho o no gusta nada, sobre todo el tradicional Steack Tartar elaborado con carne cruda de ternera. En este caso os dejo una receta de Tartar de Salmón muy fácil de hacer y que es una buena opción para aproximarse a probar los pescados en crudo. Acampañado con unas tostaditas de pan o presentado en unas cucharas de servir es un bocado fantástico y súper fresco para el verano.

Ingredientes (para 4 personas):
– 1 lomo de salmón crudo de unos 300 gramos.
– 2 aguacates
– 1 cebolleta
– Un par de cucharadas de alcaparras
– Zumo de 1 limón o lima.
– 2 cucharaditas de salsa de soja
– 1 cucharadita de mostaza
– 2 cucharadas de salsa Perrins ( Worcestershire)
– 1/2 cucharadita de pasta de wasabi
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– Semillas de sésamo negro

1. Limpiar bien el lomo de salmón de espinas y retirar la piel. Con un cuchillo grande y ancho cortar en daditos muy pequeños y reservar en un bol.

2. Para el macerado del tartar pondremos en un bol la cebolleta picada muy muy fina, las alcaparras también bien picadas y añadir la mostaza, la salsa soja, la salsa perrins, la pasta de wasabi y el aceite de oliva. Mezclar muy bien todo y una vez todo unido añadir los dados de salmón y mezclar bien. Veremos como de pronto el salmón empieza ligeramente a cambiar de color, con ello ya nos está indicando que el pescado se está empezando a cocinar ligeramente.

3. Cortar los aguacates por la mitad y con el ayuda de un cuchillo y un golpe seco sobre el hueso sacaremos el mismo. Con el ayuda de una cuchara retiraremos la carne del aguacate. Cortar en dados y rociar con el zumo de lima o limón.

4. Propuesta de presentación: con un aro de emplatar pondremos en la base los dados de agucate y encima hasta llegar al extremo del aro rellenar con el tartar de salmón. Adornar por encima con semillas de sésamo negro.
En este caso lo hemos degustado con unas tostaditas de pan.

Observaciones:

– Hemos utilizado en este caso salmón crudo por que en casa nos encanta y estamos más que acostumbrados, pero soy consciente que la palabra ‘crudo’ echa mucha gente para atrás; aunque en realidad al añadir el aliño ya estemos cocinando el pescado y de hecho el cambio de color nos alerta de ello. Para todos aquellos que no os atreváis todavía con lo crudo es posible hacerlo con salmón marinado, aunque, ojo! no queda igual. Yo os alentaría a probarlo crudo y ya veréis como os sorprende!

– Las medidas del aliño son aproximadas, ya que dependerá a veces del gusto. Es bueno vigilar con la salsa de soja ya que esta es muy salada, es mejor echar menos y luego rectificar.

– La pasta de wasabi por supuesto es opcional. En casa nos encanta el toque que le da al tartar, pero si no eres de wasabi se puede obviar.

– La propuesta de presentación es con el aguacate y el tartar por separado debido a que lo hemos presentado con un aro de emplatar, pero podemos mezclar todo conjuntamente en el bol sin problemas y servir ya sea en plato o en pequeñas cucharas de servir.

tartarsalmon02

Coca de Crema

IMG_20150618_170312

Llego a punto para Sant Joan con esta coca súper fácil de hacer y muy rica. Sólo has de hacerte con unas buenas planchas de hojaldre de calidad y con una rica crema pastelera rellenarla y poco más. Una coca que gusta a todo el mundo y perfecta para hacerla el mismo día de la Verbena en un momento.

Ingredientes:
– 2 láminas de hojaldre a ser posible cuadradas.
– Crema pastelera:
– 500 ml de leche entera
– 125 gr de azúcar blanquilla
– Piel de limón
– 1 rama de canela
– 4 huevos
– 35 gr de maizena
– Azúcar blanquilla y un poco de azúcar glas
– 1 huevo
– 50 gr de almendra en bastones

 

1. En primer lugar hacer la crema pastelera. Ya que ha de enfriar un poco antes de rellenar la coca. (Ideal si la hemos hecho el día de antes). La receta de esta crema es de Chocolatisimo que tiene un video donde la explica magníficamente y os saldrá bien seguro.

– Reserva un poco de la leche fría y mezcla con la maicena para que no se haga grumos. Pon en un cazo el resto de la leche con la piel del limón y la rama de canela partida por la mitad. Llevar a ebullición la leche y apartar durante 10 minutos para que infusiones bien los aromas.

– Mientras en un bol grande batiremos los 4 huevos y añadiremos la leche que hemos mezclado previamente con la maicena. Batir bien. Pon un colador encima del bol y añade con un poco de la leche que hemos dejado enfriar un poco para evitar que cuajen los huevos. Batir bien y después añadir el resto de la leche bien colada.

– Poner la mezcla de nuevo en el cazo y poner al fuego batiendo todo el rato hasta que espese. Reservar en un recipiente con un trozo de film tocado la crema pastelera para evitar que nos haga una costra con el contacto al aire.
2. dejándola en un paper de horno, con esto conseguiremos que la base de la coca al hornearse quede ligeramente caramelizado.
Pon en remojo las almendras para evitar que posteriormente se quemen demasiado en el horno.
3. Extiende la crema pastelera por el hojaldre dejando un par de dedos por los extremos para poder cerrarla bien.
Con la ayuda de una rodillo taparemos con el otra lámina de hojaldre, cerrar los bordes con el ayuda de tenedor presionando con las púas y pintaremos con huevo.
4. Expolverea encima de la coca bien de azúcar blanquilla (a gusto si te gusta muy dulce) y decorar con los bastones de almendra que previamente habremos colado de haberlos dejado en remojo.

5. Meter en el horno preccalentado a 180 grados durante unos 30 min, dependiendo del horno.
Dejar enfriar para consumir.

IMG_20150618_131246

IMG_20150618_170327

Panna Cotta

IMG_20150530_143002

La Panna Cotta es después del Tiramisú mis postre italiano favorito. Es lo que se podría llamar un flan de nata. Panna Cotta es literalmente nata cocida y eso es lo que lleva simplemente, nata azúcar y gelificante que es lo que le da esa textura. En este caso es una panna cotta tradicional que la he acompañado con un coulis de frambuesa, ya que me parece que los frutos rojos son ideales para disfrutar más la panna cotta. Hay muchas clases más de pannacotta ya que la base es la de nata pero le podemos añadir otros sabores: café, chocolate, caramelo…. pero eso será en otro post.

Ingredientes:

– 500 gr de nata (Mínimo 35% grasa)
– 300 ml de leche entera
– 60 gr de azúcar
– 4 Hojas de gelatina
– 150 gramos de frambuesas para el coulis
–  70 gr de azúcar para el coulis
– 50 ml de agua para el coulis

Para la Panna Cotta:
1. Vierte la nata, la leche y el azúcar en un cazo y pon al fuego.
2. Pon las hojas de gelatina en agua muy fría (mejor si le añades un cubito de hielo) para que se hidraten
3. Cuando la leche rompa a hervir retira del fuego y añade la gelatina ya hidratada y bien escurrida. Mezcla bien con unas barbillas hasta que se deshagan por completo.
4. Vierta la nata en unas flaneras, deja enfriar y tápalo con un film. Introdúcelo en el frigorífico. No consumir hasta pasadas no menos de 12 horas.

Para el Coulis:

Poner en un cazo 100 gr de frambruesas con el azúcar y el agua, llevar a ebullición a fuego medio removiendo con unas barbillas para que las frambuesas se vayan deshaciendo y formando un puré.
Dejar enfriar. (podemos colar el puré por aquello de las pepitas, yo en mi caso las he dejado por que me gusta el toque que da)

Para servir:

Con una puntilla desmoldar las flaneras de Panna Cotta en un plato con una base de coulis de frambuesa y decorar con unas frambuesas frescas. Espolvorea con azúcar glas encima de la frambuesas.

IMG_20150530_143026

Guacamole

IMG_20150529_1302160

Me apetecía mucho hacer esta receta y hace casi 2 meses que mi hermano se fue a vivir y trabajar a México así que no podía haber mejor excusa para poder intentar hacerla en casa y pensar en lo mucho que lo echamos de menos.
La verdad es que es muy fácil de hacer, sé que nos la venden ya hecha pero sinceramente con lo rica que queda casera y lo poco que tardas en hacerla no vale nada la pena comprarla. Supongo que habrá muchas recetas, ésta en concreto se puede encontrar en el libro de Ferrán Adrià, “La  Comida de la Familia”. Yo le he restado un poco de cilantro y he cambiado lima por limón.

Ingredientes: (para 2 personas)
– 1 aguacate
– 1 tomate pequeño o 1/2 grande bien maduro
– 1 cucharada de cilantro picado
– 2 cucharadas de lima
– 1/2 cebolleta
– Sal
– Nachos para degustar

IMG_20150529_132948

1. Pelar bien el tomate para retirarle la piel, cortar en cuartos y quitarle la semillas. Con el resto de la carne del tomate picar en pequeños cuadrados.
2. Deshojar el cilantro y picar bien fino
3. Picar muy fino la cebolleta
4. Exprimir la lima y colar el zumo
5. Cortar los aguacates por la mitad y con la ayuda de un cuchillo  dándole un golpe seco retirar el hueso. Con una cuchara grande te ayudará a sacar la carne del aguacate.
6. Poner el aguacate en un mortero (un mortero es lo ideal, pero con un bol o recipiente similar también lo podemos hacer) y machacar bien el aguacate.
7. Añade el tomate, el cilantro, la cebolleta y la lima. Sal al gusto.
8. Servir en un bol acompañado con Nachos de calidad.

IMG_20150529_1300580

IMG_020150529_130018