Salmorejo

salmorejo

Tengo que aclarar que soy una auténtica neófita en esto del salmorejo, y es que he tardado una eternidad en hacerlo, y craso error! por qué??…. ¡Qué rico está!  Mis reticencias se debían a que desde siempre he odiado el sabor del pepino y de ello se derivaba mi total rechazo al gazpacho y no me digáis por qué, pero metía en el mismo grupo al salmorejo, sabiendo que éste no llevaba pepino…. En fin después de contaros mis rechazos culinarios os quiero explicar la receta que desde hace poco realizo y que me parece riquísima para estas fechas.
Espero que con esto también mucha gente que puede que tenga reticencias a las llamadas sopas frías, lo intenten!! Es una delicia.

Ingredientes: (para 3-4 personas)

– 1kg de tomates rojos y maduros
– 75 a 100 gr de pan blanco ( si es del día anterior, mejor)
– 1/2 ajo
– 100 ml de aceite de oliva virgen
– Sal
– Guarnición: 1 huevo duro y dados de jamón

1. Triturar bien los tomates previamente cortados en cuartos. Todo el jugo que saque los pasaremos por un colador para evitar que se nos cuelen pieles y semillas, así obtendremos una cremita muy fina de tomate, perfecta para nuestro salmorejo.

2. Corta el pan en dados pequeños y añade a la cremita que hemos obtenido del tomate. Deja reposar unos minutos, esto hará que el pan se ablande y quede perfecto para después poderlo batir. ( La  medida del pan  que he puesto es para que nos salga un salmorejo con una consistencia media, ni muy espeso, ni muy líquido; si os gusta el salmorejo bien espesito y por lo tanto más consistente, añadir un poco más de pan simplemente, al igual que en el sentido contrario)

3. Corta medio ajo quitando la parte interior del mismo ya que al consumirlo en crudo evitaremos que el ajo nos repita.  ( En esto del ajo va ir también al gusto, mucho gente pone 1 ajo entero, pero en mi caso me gusta más suavecito y le pongo medio).

4. Añadir el ajo y el aceite de oliva virgen extra y triturar todo con batidora hasta obtener una crema muy fina.

5. Recomendable dejar unas cuantas horas en nevera para que esté bien fresco.

6. Servir con un poco de huevo cocido rallado y unos daditos de jamón…. y a disfrutar del verano.

Observaciones:
He de aclara por supuestísimo que no oso a llamarlo ‘Salmorejo Cordobés’ por que en esto de los platos tradicionales hay tantas maneras de hacer las cosas que cuando le ponemos la etiqueta de origen siempre pueden surgir reticencias (veáse el caso de la paella!! 😉 Así que éste es mi salmorejo, el que hago después de mirar unas cuantas recetas en internet y adaptarla a mis gustos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s