Fruta del Dragón con Caviar de Tomate

El nombre tan sugerente de esta receta lo vi por primera vez chafardeando por Twietter (para que luego digan que estar enganchado a las redes sociales no sirve de nada) Sigo desde hace tiempo el perfil de uno de los mejores cocineros del mundo el Chef José Andrés, cocinero Asturiano con formación catalana en el Bulli y que es una de las 100 personalidades más influyentes en la sociedad norteamericana (no lo digo yo, lo dice la prestigiosa TIMES) en su cuenta de twitter cuenta muchas de sus experiencias gastronómicas que para algunos que no tenemos las posibilidades de ir a restaurantes de estrellas michellin es una pequeña ventana a ese universo. Una de esas experiencias nos la ofreció en forma de RT de Gwyneth Paltrow. Ella narraba en su blog personal una visita que José Andrés había realizado en su domicilio y como juntos habían preparado una comida entre amigos (ella es una enamorada de la comida española, como podemos ver en el programa que hizo para la tv americana Spain on the Road Again) una comida entre recetas fantásticas que podemos ver detalladas en el mismo blog http://www.goop.com/newsletter/167/es  una de ellas me pareció genial y hace tiempo que quería ponerla en práctica: Fruta del Dragón con Caviar de Tomate. La estética de la receta es insuperable, lo exótico de la frutaron su carne blanca y la textura de esa parte del tomate que a veces tiramos y que elevamos a la máxima potencia nombrándole ‘caviar’. El resultado una combinación superrefrescante y sorprendente!!!

Ingredientes:

– 1 Pitahaya rosa o Fruta del Dragón
– 3/4 tomate de rama
– Aceite de oliva virgen extra
– Gotas de zumo de limón
– Ralladura de limón
– Vinagre de manzana
– Sal

1. El éxito fundamental de esta receta es el corte tanto del tomate como de la Pitahaya.
Para el tomate: debemos extraer las partes enteras de las pepitas interiores del tomate, dependerá del tomate los alveolos de pepitas/semillas que tengan, algunos tienen 2 y tendremos una ‘flor de caviar de tomate’ grande otros 3 o 4 y serán más pequeños.
Lo mejor es pelar bien el tomate y abrir en gajos con mucho cuidado de no estropear el interior; ir separando los gajos ( que utilizaremos por ejemplo para salsa de tomate o mermelada de tomate) dejando solamente en núcleo de las semillas. (reservar)

     

2. Cortar la Pitahaya o fruta de dragón en dados (a la medidad deseada) habiéndole quitado previamente la piel exterior.

3. Para la vinagreta pondremos en un bol : aceite de oliva virgen, unas gotas de zumo de limón y ralladura muy fina, unas gotas de vinagre de manzana (u otro vinagre que no se sea muy potente) y un poco de sal. Emulsiones levemente.

4. Disponer en un plato los cubos de Pitahaya o Fruta del Dragón y encima el caviar de tomate que hemos reservado. Con una cuchara aliñar con un poco de la vinagreta y una pizca de sal.

¿Qué es la Pitahaya o Fruta del Dragón?

La Pitahaya es la flor/fruto de un cactus que tiene su origen en centroamérica y que se ha extendido muchísimo su cultivo en el sudeste asiático (Thailandia, Vietnam…)

La pulpa de la fruta del dragón contiene pequeñas semillas negras. Su aroma se pierde cuando se calienta.
El color exterior es rojo/rosa o amarillo. Las pitahayas amarillas son más caras, dado que no se cultivan tan a menudo. Las pitahayas rojas tienen una pulpa de color blanco o rojo, las de pulpa roja son más difíciles de cultivar y por ello menos frecuentes, si bien su sabor es más intenso que el de la pitahaya de pulpa blanca.
Las pitahayas son sensibles a la presión y por ello difícil de transportar. En Europa es posible encontrar la fruta de Centroamérica en los supermercados europeos entre julio y diciembre, y de Vietnam entre enero y junio. Las frutas provenientes de Tailandia llegan por avión durante todo el año.
El 90% de la fruta está compuesto de agua y es rica en hierro, calcio y fósforo. Su valor nutricional es de 210 kJ/100 g, y contiene vitamina B, C y E.

Anuncios