Dorada a la Sal

La dorada a la sal es uno de aquellos platos que se pueden hacer sin tener niiiii idea de cocinar, es muy difícil que no te salga, así que no hay ninguna excusa para no hacerlo. Por otro lado, la dorada a la sal es la forma, para mi, más rica de comer pescado. La técnica de la Sal hace que se cocine en el horno el pescado en su propio jugo y no quede salado para nada por que no absorbe la sal que lo cubre….. sin más dilación paso a poner mi opción de dorada aromatizada con limón y tomillo.

Ingredientes ( 2 personas ):
– 2 doradas de ración ( sin eviscerar )
– 2 quilos de sal gruesa para horno
– 1 clara de huevo
– 1 limón
– 3 cucharadas de tomillo

 

1. Limpiar bien las doradas por fuera (es mejor que no estén evisceradas, ya que así el pescado permanece sin abrir y conserva todos sus jugos, aunque mucha gente le quita la tripa por aquello del “asco”)  y dejar escurrir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. En bol poner la sal gruesa especial para horno, separar el la clara de la yema del huevo y echar en el bol de la sal. Rayar la piel de 1 limón en la sal, exprimir el zumo encima. Todo ello trabajar bien con las manos.  Como veis la sal ha de tener humedad (ya sea a través de la clara y el limón) ya que de esta manera sellaremos el pescado para que se cueza en si mismo.


3. Forrar la bandeja del horno con papel especial para horno.
4. Disponer las doradas en la bandeja y poner encima la mezcla de sal  por todo el pescado.
5. Deja el ojo del pez al aire ( esto te dará la señal de cuando está hecho )
6. Poner al horno ( arriba y abajo ) a 200 grados unos 35 minutos, pero esto dependerá como siempre del horno y del tamaño de las doradas….. por eso cuando veamos que el ojo está totalmente blanco nos dará la pista de que esta cocinado del todo.


7. Sacar del horno con cuidado y con la ayuda de un tensor y cuchillo ir retirando la sal con cuidado de no romper la carne.
8. Para la presentación: podéis disponer el pesado directamente en el plato (esta es la opción más casera), pero si queréis sorprender un poco, podéis sacarle la piel, cabeza y espinas y disponer los filetitos de la dorada en el plato.

Anuncios