Hojaldres de Astorga

Todos conocemos esos cuadradillos con un agujero en el medio y desbordados de ese almíbar denso !!! Son muy conocidos sobre todos en el norte, en la zona de León ( Astorga) donde además de sucumbir a comer un cocido maragato podéis comprar una cajita de estos hojaldres que son riquísimos.
Aquí se pueden encontrar en cualquier supermercado generalmente en la zona de bollería industrial; hoy pongo aquí la opción de disfrutar de este pecado calórico pero hecho en casa sin tantos suplementos de grasas saturadas y trans para poder disfrutarlo con un cafetín o por que no como alternativas a los polvorones y dulces de navidad.

Ingredientes :
– 1 lámina de hojaldre fresco ( también lo podéis utilizar congelado, aunque yo lo prefiero fresco)
– 250 ml. de agua
– 375 gr. de azúcar
– Una y 1/2 cucharada de miel
– Unas gotitas de limón.

– Estirar la lámina de hojaldre ( fresca o congelada ).
– Con la ayuda de un cuchillo bien afilado cortamos la lámina en rectángulos aproximadamente de 4×5 cm.

– Con un utensilio apropiado ( en mi caso he utilizado un tapón escanciador , pero podéis utilizar lo que tengáis en casa como un descorazonador…)  vamos a ir recortando unos circulitos en el centro del cuadrado ( este paso es muy necesario para que después se empape muy bien el almíbar)


– Se disponen en una bandeja de horno ( no es necesario dejar mucho espacio entre ellos por que sobre todo crecerán hacia arriba).
– Poner al horno a 190 grados, abajo y arriba, hasta que estén dorados.
– Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Para el almíbar:

– Poner un cazo con el agua, el azúcar, la miel, y las gotitas de limón. Dejar que comience a hervir y  luego a fuego fuerte a 5 minutos.
– Bajar el fuego al mínimo y esperar un par de minutos hasta que pierda fuerza.

– Empezar a echar los hojaldres en el almíbar y dejar 20 segundos por un lado y 20 segundos por el otro.
– Sacar en una bandeja y dejar reposar.

Se pueden consumir una vez enfriado pero incluso al día siguiente o pasadas una horas están aún más ricos.


Os sobrará bastante almíbar, el cual se puede utilizar para endulzar yogures o queso fresco…
Y con los agujeritos ( no se tiran ) : realiza el mismo procedimiento.

Anuncios